La Multitud de Sabana de La Mar
  Elupina Cordero
 


 Señorita Elupina Cordero
  

Señorita Elupina Cordero

Nació Elupina Cordero en Sabana de la Mar, el día 1 de Diciembre de 1892. Huérfana a los 7 años, quedó ciega antes de cumplir los 12. Al cerrarse para siempre los ojos del cuerpo, se abrieron los de su espíritu y poniendo su vida en las manos del Señor, éste le comunicó sus dones en forma extraordinaria.

En sus largas horas de profunda oración sintió la alta misión de hacerle presente entre su pueblo y su gente, curando a los enfermos y predicando, por todos los medios su evangelio.


Encerrada de por vida en una estrecha y humilde habitación de 2,5 x 2 suplió desde allí durante muchos años, la carencia de sacerdote y de médico en Sabana de la Mar, llenando ambas labores con entrega admirable y absoluto olvido de sí misma.

Incansable en su obra de bien y santidad, se convirtió en el alma de su pueblo y de todas partes acudían a ella buscando la salud del cuerpo y del alma.

El Señor derramó sobre ella la gracia de sus dones y carismas, brotando de sus manos por este medio, curaciones milagrosas.

Para todos fué madre amorosa y fuente de consuelo y de paz, abiertos siempre sus brazos para los cientos y cientos que llegaban hasta ella.

Perseguida y humillada desde distintos estamentos, tuvo siempre a Dios por su defensor y valedor, llegando a ser posteriormente admirada y alabada por sus propios detractores y perseguidores. 

Después de 47 años de entrega absoluta y heróica a la Obra de Dios, descansó en su paz el día 4 de junio de 1939 , entre el llanto y la veneración de cuantos la conocieron.

Hoy su sepulcro, en Sabana de la Mar sigue siendo faro de luz y río de gracias para cuantos se acercan a él.

“Nació para el amor, vivió para el bien, murió en dolor de santidad”

 

 


Entre a la Pagina de la Fundación Elupina Cordero
http://elupinacordero.org/





POEMA A LA SRTA. ELUPINA
Por Jacqueline Demorizi (Alma Villalba)


En un pueblito lejano, a la orilla de la mar
vivia una dulce cieguita, que nadie puede olvidar.
Desde niña quedo ciega, pero nadie se entero
por un milagro del cielo, fue que alguien lo noto.
Mi abuelita me contaba, que era dulce y bondadosa
todo el mundo la adoraba, por tener un alma
hermosa.
Aunque no sabia leer ni tampoco escribir
solo palabras hermosas ella solia decir.
Consolaba al afligido y curaba a los enfermos
y sin salir de su cuarto orando pasaba el tiempo.
Pronto se corrio la voz de los milagros que hacia
de todas partes llegaban, por las noches y por el
dia.
Creyentes y no creyentes le venian a pedir
que curaran sus quebrantos y ella solia decir
"No soy yo quien da la cura, sin fe nada puedo
hacer.
Es Dios quien hace el milagro y el me quiere
complacer.
"Orad para que tu alma pueda tu cuerpo curar
si tienes el alma enferma, que milagro has de
esperar."
Un dia se fue para siempre, dejando pena y dolor Hoy su pueblo la recuerda, con orgullo y con
amor.
Elupina se llamaba, era un ser angelical
nos dejo una capillita, para alli ir a rezar.
en un hermoso pueblito, que es SABANA DE
LA MAR.


Misa a la Señorita Elupina Cordero!


 


 
  Hoy habia 1 visitantes (3 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis